NOVEDADES

< VOLVER

Terapias alternativas en el agua

06/03/2015

Muchas enfermedades se originan en la mente, afectando desde lo psicológico el sistema inmune, lo que se conoce como psico-neuro-inmunología.

Fuera de la esfera de la medicina tradicional, diversas líneas medicinales trabajan bajo este concepto y tienen como objetivo brindar soluciones a las enfermedades desde otras perspectivas. Los especialistas en las terapias alternativas utilizan medios poco convencionales como las piedras, masajes o un ambiente acuoso.

Las terapias alternativas en piscinas son variadas, inocuas y responden con muy buena adaptabilidad a las diversas enfermedades a tratar. Además de ser un perfecto complemento a las terapias comunes.

La hidroterapia propone diversas maneras que se ajustan a la enfermedad a tratar: varices, hemorroides y sabañones.

Compresas frías que ayudan a bajar la temperatura del cuerpo y a calmar y relajar la mente del enfermos de neumonía o pleuresía.

Los masajes acuáticos [por ducha o aspersión], producen grandes alivios a enfermedades de índole circulatoria y pulmonar. Además favorece el sueño y elimina los fuertes dolores de cabeza.

Nuestra propia piscina: los baños calientes. Solo basta con esparcir una cantidad generosa de hierbas aromáticas y sales esenciales al agua de nuestra piscina y los vapores harán el resto. Aconsejamos que acompañe la inmersión con música suave y luz tenue para que el momento sea más relajante.

3-1 < VOLVER