NOVEDADES

< VOLVER

Climatización: bienestar y tecnología.

28/06/2016

Climatizar una piscina nos permite ampliar el uso de la misma, extendiendo la temporada. Con lo cual el aprovechamiento de la piscina es mayor y disminuye el impacto de inversión en mayor tiempo de beneficios. Es por ello, que con más frecuencia se plantea la función de la climatización en el espejo de agua.

Es importante prever un circuito cerrado de cañerias adecuado para tal fin para garantizar la correcta circulación de fluidos con mayor y menor densidad, optimizando el uso de la caldera y el ahorro energético de la misma y de la bomba.

Los calentadores pueden ser de energía solar,  a gas o  eléctricos. Independientemente del sistema que se adopte, es importante considerar que elevar la temperatura del volumen de agua demandará un tiempo que demanda la re-circulación del agua. Es decir que estaremos utilizando la caldera y la bomba al mismo tiempo, hasta alcanzar la temperatura deseada incluso durante su uso.

Para ello es importante trabajar con accesorios que complementen el trabajo y ayudan a la eficiencia del sistema, impidiendo las pérdidas de calor [cobertores, mantas térmicas, etc.]

Todo ellos nos hace concluir en que el uso de la piscina debe ser proyectado, teniendo en cuenta los tiempos previos de trabajo hasta obtener la temperatura ideal.

Si se considera una piscina cubierta, las pérdidas de calor disminuyen y optimizan el uso de la caldera. Así mismo, hay otros aspectos a tener en cuenta en estos casos: el calentamiento del espacio y  un sistema de des-humidificación para evitar condensaciones. Estos garantizan un espacio confortable tanto dentro como fuera de la piscina.

Todas estas consideraciones, en manos de profesionales garantizan la elección de tecnologías adecuadas y su correcto funcionamiento.

CLIMATIZACION < VOLVER